El efecto de los chicles y parches de nicotina para dejar de fumar a largo plazo está en duda y puede que tenga los días contados.


Un estudio de la Universidad de Harvard descarta que sean de ayuda, incluso aunque se complementaran con asesoría personal. El estudio lo publica la revista Tobacco control.


Los investigadores revisaron el caso de 787 adultos de Massachusetts que habían dejado de fumar durante varios periodos: 2001-2002, 2003-2004 y 2005-2006 y se les preguntó si habían utilizado alguna terapia sustitutiva de la nicotina en forma de parche, chicle, o inhalador.


Los resultados: casi un tercio de quienes intentaron dejar de fumar habían vuelto con independencia del método empleado.


El estudio demuestra que usar terapias sustitutivas de la nicotina no es más efectivo para ayudar a la gente que sí intenta dejarlo por su cuenta.


Este estudio pone en tela de juicio que emplear fondos públicos para financiar estos tratamientos es “muy cuestionable”, sobre todo cuando con ello se detrae dinero de otras prácticas que sí se han demostrado eficaces, como las campañas publicitarias, promover espacios sin humo y los aumentos de precio.


En España este tipo de tratamiento no está incluido en la cartera de fármacos que financian los sistemas públicos de salud. La ley antitabaco estipula que antes de ello debe haber una evaluación que lo justifique.

Para Dejarlo, no basta con aplicarse parches...

Ineficacia de Chicles y Parches